Como lavar los guantes de portero

Es muy importante, como portero, que todos nuestros accesorios estén impecables a la hora de jugar, no importa en el nivel en que nos encontremos.
No limpiar los guantes y dejarlos sucios ocasiona que a la larga los materiales se vayan desgastando y la adherencia de la palma vaya a menos e incluso se lleguen a cuartear o romper.

Consejos de mantenimiento:

1.- La adherencia del látex se activa al humedecer la palma, esto es muy recomendable para las palmas con alto porcentaje de látex natural.

Para los guantes de palma combinada o especial para tierra, hay que humedecer muy poco o bien no hacerlo, estas palmas están diseñadas para agarre en seco.

2.- Es recomendable tener siempre dentro de nuestra portería una toalla para limpiar la palma de nuestros guantes, manteniéndola limpia y húmeda durante todo el partido.

3.- Ya en casa y para conservación del guante, se deben lavar con agua tibia y un gel neutro.

Nos ponemos los guantes colocamos las manos debajo del grifo, echamos un poco de gel y frotamos un guante sobre otro suavemente. Aclaramos hasta que no quede gel, y los escurrimos (con cuidado) como  una bayeta.

No lavarlos nunca en la lavadora.

4.- El secado del guante debe hacerse en la sombra y lejos de fuentes que irradien calor. El no hacer esto ocasionará que el guante se endurezca y se vuelva quebradizo lo que acortará su vida útil.

5.- Los guantes que utilicemos para juego deben lavarse para que las características de adherencia sean siempre las mejores, además que evitaremos mal olor y alargaremos la vida de nuestros guantes.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?